miércoles, 17 de marzo de 2010

DIA MUNDIAL DEL AGUA Y EL PARAMO PAJA BLANCA
Flora del Valle de los Frailejones, Páramo Paja Blanca, Gualmatán Nar.
Por: Roger Vallejo R.

La Asamblea General de las naciones Unidas adoptó el 22 de diciembre de 1993 la declaratoria de fecha especial para celebrar “Día Mundial del Agua” el 22 de marzo de cada año.

En este día los diferentes Estados deben celebran actividades concretas como el fomento de la conciencia pública a través de los medios de comunicación, movilizaciones, encuentros, jornadas culturales y ambientales, en las cuales se dialogue sobre la problemática ambiental de cada país, región y localidad a partir del agua como tema principal.

Construimos nuestras ciudades y pueblos cerca del agua; nos bañamos en el agua; jugamos en el agua; trabajamos con el agua; nuestras economías están basadas en gran parte gracias a la fuerza de su corriente para generar energía eléctrica; nos transportamos a través de ella; todos los productos que compramos y vendemos están vinculados de una u otra manera al agua. Nuestra vida diaria se desarrolla y configura en torno al agua, sin ella nuestra existencia es inconcebible.

La falta de agua provoca cada año más muertos que las guerras, todos los días mueren 4.500 niños por enfermedades derivadas del agua insalubre; mil millones de personas carecen de agua potable; 2.600 millones carecen de instalaciones básicas de saneamiento; un tercio del planeta esta transformado en desierto por falta de agua.

Gracias a las selvas que aun quedan en América Latina, tenemos una situación privilegiada en materia hídrica, con solo el 6% de la población mundial, disponemos del 26% del agua dulce. El problema delicado sin embargo, no es de cantidad sino la calidad, cada vez son más los ríos y quebradas que padecen un peligroso grado de contaminación por desechos y sustancias tóxicas.

Pero a pesar de la conciencia que los gobiernos y la población mundial actual tienen acerca del grave problema que esta representando la contaminación y la escasez del agua, es muy poco lo que se hace en todos los niveles, desde los organismos internacionales, gobierno nacionales, departamentales y municipales.

En cuanto a Colombia, los estudios anuncian que adolecerá de un severo déficit hídrico equivalente a un 70% dentro de unos 20 años. Solo el páramo de Paja Blanca que es la estrella hídrica que surte de agua a 44 acueductos de 10 municipios de nuestra región, esta sufriendo una tala indiscriminada de aproximadamente 110 hectáreas al año, según el Plan Actualizado de Manejo Sostenible del Páramo Paja Blanca 2007 de Corponariño.
Flor de "Achupalla"
En cuanto a Colombia, los estudios anuncian que adolecerá de un severo déficit hídrico equivalente a un 70% dentro de unos 20 años. Solo el páramo de Paja Blanca que es la estrella hídrica que surte de agua a 44 acueductos de 10 municipios de nuestra región, esta sufriendo una tala indiscriminada de aproximadamente 110 hectáreas al año, según el Plan Actualizado de Manejo Sostenible del Páramo Paja Blanca 2007 de Corponariño.

Entre el año 1996 al año 2007 se perdieron 1.134 hectáreas de las 4.770 que existían entre ecosistemas de páramo, sub-paramo y monte alto andino, sin que los municipios y las autoridades ambientales como Corponariño hayan hecho mayor cosa ante tal barbarie que podría dejarnos sin agua en muy pocos años. Si se sigue ese ritmo de destrucción las 3.636 hectáreas que quedan se acabarían en menos de tres décadas. Es una vergüenza que el tema ambiental en nuestros políticos y mandatarios en la mayoría de los casos solo se quede en retórica de campaña electoral, y en letra muerta en los planes de gobierno y los de desarrollo.

La única solución a la vista es la compra de estos predios para protección absoluta y al respecto el municipio de Gualmatán es uno de los que mas esfuerzos a hecho en las ultimas administraciones de elección popular, unas con mas adquisiciones que otras pero coincidiendo en este empeño.

Hay que reconocer que la actual administración liderada por el señor alcalde Jaime Enrique Ortega Bastidas a hecho importante adquisición en este año 2010 consistentes en la compra de 114 hectáreas de predios en el paramo, mas 15 compradas en el 2008 y las que ya tenía el municipio suman aproximadamente 170 hectáreas que son ya del municipio de Gualmatán y que asegura la protección absoluta de esta zona. Y estaría en lista de es pera la compra de otras 150 hectáreas más según palabras del señor alcalde de Gualmatán, que esperamos logre ese objetivo para bienestar de las comunidades del municipio.

Es importante considerar que el municipio de Gualmatán es uno de los mas pequeños en territorio con aproximadamente 36 kilómetros cuadrados, sin embargo es de los que mas están apropiando y protegiendo áreas naturales de los 7 que forman parte de la estrella hídrica Paja Blanca. Esperemos que los demás municipios pongan el mismo empeño, porque este páramo no sirve salvarlo por partes, la única forma de salvarlo es en la integridad de su territorio natural porque es un solo ecosistema.